Anomalías visuales

Miopía

La miopía es un trastorno común de la visión en el que puedes ver con claridad los objetos que están cerca, pero ver borrosos los objetos alejados. Se produce cuando la forma del ojo hace que los rayos de luz se inclinen (refracten) incorrectamente, lo que enfoca las imágenes delante de la retina en lugar de sobre la retina.

Hipermetropía

La hipermetropía es un defecto ocular que provoca la falta de nitidez o visión borrosa de los objetos próximos. En las personas jóvenes, si la hipermetropía no es muy grande, puede ser compensada con los músculos oculares y conseguir ver bien de lejos y aceptablemente de cerca, pero a cambio de alguno de estos síntomas: cansancio ocular, dolor de cabeza, ojos rojos o lagrimeo.

Astigmatismo

El astigmatismo es una imperfección común y, por lo general, tratable en la curvatura del ojo, que causa visión borrosa de lejos y de cerca.

El astigmatismo ocurre cuando la superficie frontal del ojo (córnea) o el cristalino en el interior del ojo tienen curvas dispares. Esto causa visión borrosa de todas las distancias.

Suele estar presente al nacer y puede ocurrir en combinación con miopía o hipermetropía.

Presbicia o vista cansada

La presbicia o vista cansada es una anomalía visual que surge a partir de los 40 o 45 años y afecta al 100% de la población. Su aparición es debido a la disminución progresiva e irreversible de la capacidad de acomodación del cristalino o lente natural del ojo, responsable de realizar de manera automática el enfoque del ojo a cualquier distancia (acomodación), lo que impide que podamos ver de cerca con nitidez.