Productos óptica

Gafas graduadas

Las gafas graduadas son la forma más sencilla de corregir los principales defectos visuales, como son la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la vista cansada.

Además de cumplir una función sanitaria, hoy en día están directamente relacionadas con la moda por lo que podemos encontrar monturas con gran variedad de formas y colores.

Gafas de sol

Las gafas de sol son un instrumento óptico de protección ocular. Su función es protegernos de las radiaciones nocivas del sol, y de posibles incomodidades como el viento y el polvo, sin que afecte a la apreciación de colores y al contraste de la imagen.

Al igual que las monturas para gafas graduadas, las gafas de sol tienen un componente asociado a la moda que nos permite ofrecer una amplia gama de modelos, formas, tamaños y colores para cualquier gusto.

Gafas de deporte

El uso de gafas de deporte homologadas tiene como objetivo principal la prevención de posibles lesiones oculares producidas por un golpe, choque, caída, o por la radiación del sol.

Las gafas de deporte también pueden graduarse para una mayor comodidad del usuario.

Lentes oftálmicas

Una lente oftálmica es un objeto transparente compuesto por dos superficies, en la que al menos una de ellas es curvada. Gracias a esa curvatura, los rayos de luz que atraviesan la lente se desvían formando una imagen en un lugar distinto al que se habría formado sin lente.

Ese desplazamiento de la imagen, que produce la lente, nos permite compensar los problemas visuales llamados ametropías: miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia.

Tratamientos lentes: filtro azul, filtro UV.

La radiación ultravioleta (UV) produce daños oculares tras un período latente, es decir, los síntomas no son generalmente inmediatos, sino consecuencia del efecto acumulativo de la radiación tras un tiempo de exposición. La única manera de proteger los ojos de los rayos nocivos del sol es la utilización de gafas de sol con lentes homologadas que filtren este tipo de radiaciones.

Lentes de contacto

Una lente de contacto es una lente fina y curvada que se coloca sobre la película lagrimal que cubre la superficie del ojo. Están consideradas un producto sanitario por eso es importante seguir los consejos de manipulación e higiene recomendados por el óptico-optometrista.

Actualmente, las lentes de contacto pueden ser blandas o duras, siendo las de hidrogel de silicona las más usadas por la mayor hidratación y comodidad que proporcionan al usuario frente al material de hidrogel.

Las lentes de contacto además de corregir un defecto visual pueden usarse de manera terapéutica o estética, mediante las lentillas de color para uso diario o lentillas fantasía para caracterizarse.

Líquidos de mantenimiento

Existe una opción de mantenimiento específica para cada tipo de ojo, tipo de cliente y tipo de lente.

El uso diario al que sometemos a nuestras lentillas hace que la polución y la suciedad que hay en el ambiente se acabe depositando sobre la lente de contacto. Una limpieza diaria con un líquido de lentillas es la mejor solución de cara a llevar un buen mantenimiento de tus lentes de contacto. Estos líquidos de lentillas aparte de limpiar las lentes de contacto contribuyen en gran medida a la conservación de las mismas.

El óptico-optometrista debe ser quien recomiende el líquido de mantenimiento más adecuado en cada caso.

Salud ocular

Mucha gente padece diferentes afecciones oculares como por ejemplo ojo seco, una afección frecuente que aparece cuando las lágrimas no pueden lubricar los ojos de forma adecuada. Las lágrimas pueden ser inestables e insuficientes por varias razones, por ejemplo, puedes tener ojos rojos si no produces suficientes lágrimas o si produces lágrimas de baja calidad. Esta inestabilidad lagrimal provoca inflamación y daño de la superficie del ojo.

Otra afección común es la blefaritis, una inflamación, irritación y enrojecimiento de los párpados. Esto ocurre con frecuencia en el borde del párpado donde crecen las pestañas. Son residuos similares a la caspa.

Para solucionar estos problemas existe una gran variedad de productos específicos que ayudan al cuidado de los ojos. Consulta a tu especialista para que pueda asesorarte sobre el producto más adecuado en cada caso.

Gafas de protección

Las gafas de protección se usan en entornos laborales para proteger los ojos y evitar la entrada en los ojos de materiales, como por ejemplo la madera, trozos de metales, agua o productos químicos. Comúnmente se usan al trabajar con herramientas, como taladros o motosierras, es decir herramientas que sueltan virutas que pueden ser peligrosas para el ojo humano.

Tratamiento de luz azul

El tratamiento antirreflejante de luz azul neutraliza parte de la luz dañina emitida por pantallas digitales, luces interiores de bajo consumo y luz solar, conocida como luz azul. 

Las lentes con este tipo de antirreflejante neutralizan la luz azul previniendo de la fatiga y el estrés visual y reducen el brillo para una visión más cómoda y relajada además de aumentar la percepción del contraste ofreciendo una visión más natural del color. Este tratamiento no neutraliza el 100% de la luz azul, ya que la luz azul es necesaria para mantenernos despiertos y es muy importante para aumentar y mejorar la percepción del contraste.

Las fuentes de luz azul son el sol, las luces de bajo consumo, todas las pantallas digitales que encontramos a nuestro alrededor como televisores, monitores, tablets, teléfonos móviles y otros aparatos digitales. La luz azul en sí misma no es peligrosa. Lo peligroso es la sobreexposición a la misma debido a la cantidad de horas que pasamos frente a todo tipo de dispositivos digitales.

Filtro Fotocromático

Las lentes fotocromáticas se oscurecen gradualmente en presencia de la luz del sol y en interior o de noche la lente se mantiene transparente.

De la misma manera que la crema solar protege nuestra piel, las lentes fotocromáticas nos pueden ayudar a mantener la salud y el bienestar de nuestros ojos a largo plazo ya que bloquean la luz nociva que proviene del sol al mismo tiempo que nos permiten una visión clara y nítida en interiores.